23 nov. 2010

ANIVERSARIO DE LA ENTREGA DE FIRMAS DE LA ILP RED MADRE EN CASTILLA Y LEÓN

EL BUS EN LA CAMPAÑA
 DE RECOGIDA DE FIRMAS

La Iniciativa Legislativa Popular (ILP) había sido promovida por el Foro Español de la Familia (FEF) en las diferentes Comunidades Autónomas de España, pues los trabajos y debates debían hacerse por separado en cada una de ellas por estar transferidas las competencias por el Gobierno de la Nación.
  El 13 de Marzo de ese año, 2007, habíamos iniciado el trabajo de recogida de firmas entre los ciudadanos de nuestra comunidad. Se nos pedían 25.000 para ser admitida a trámite nuestra ILP. Fue una tarea llevada acabo magníficamente y con gran ilusión por las 171 personas (denominadas Fedatarios) autorizadas por la Junta Electoral para recoger las firmas y en cada provincia dirigidas por los respectivos delegados provinciales.

Quiero hacer hoy un alto en esta serie de artículos sobre la familia para rendir un homenaje, como coordinador que fui de esta tarea en Castilla y León, a los componentes de la comisión promotora, delegados provinciales y sus fedatarios, sin cuya labor nada se habría logrado. A su dedicación en tiempo y esfuerzo hay que añadir una gran generosidad pues se les dieron unos folios preparados para recoger las firmas, sellados por la Junta Electoral, y todo lo demás desde el bolígrafo hasta el coche con la gasolina, cuando hizo falta, lo pusieron ellos.

La ILP pretendía y lo ha conseguido que la mujer embarazada con problemas (económicos, de soledad, etc) para continuar con su embarazo tenga opciones alternativas y no sea el aborto su única salida con las consecuencias fatales que tiene para su hijo en primer lugar y psicológicas, antes o después, para ella (síndrome postaborto). En definitiva se facilita la libertad de la mujer que tiene, al menos, dos opciones para escoger. Experiencias previas, realizadas antes de lanzar nuestra campaña, nos dieron datos como el que de 4 mujeres que contactaban con una red de apoyo 3 no abortaban y seguían con su embarazo.

  En definitiva, una mujer preocupada y triste que no sabe qué hacer y no encuentra apoyo como aparece en la trasera del bus de la foto, gracias al desarrollo de nuestra iniciativa puede convertirse en la alegre madre que representa la otra cara de la misma foto. Ha sido la primera Ley de este tipo puesta en marcha en España y si mis datos no fallan en Europa y en todo el mundo y, además propiciada por los ciudadanos.

  Hechos los reconocimientos a la comisión promotora, delegados provinciales, fedatarios y otros colaboradores, así como a los firmantes no me quiero olvidar de los que me encargaron la dirección y coordinación porque, gracias a eso, he realizado una de las tareas más hermosas de mi vida.

  Nuevas personas se han hecho cargo de la tarea que supone gestionar y aprovechar la Ley a la que dio lugar nuestra ILP, al ser aprobada en las Cortes por mayoría absoluta. Tienen en sus manos una herramienta para ayudar a muchas mujeres. Ya no estoy en esos trabajos por aquello de que si te vas de una cosa, por mucho que la quieras y la hayas opuesto en marcha, hay que saber quitarse de en medio, es decir saber irse, pero desde la distancia tengo noticias de que se está trabajando muy bien con la hoy llamada Red Madre. Por ello, además de felicitar a los que llevan a cabo esta magnífica iniciativa, les animo a continuar siendo fieles a lo que miles de personas pidieron con su firma, fueron más de cuarenta mil pero hubieran firmado dos, tres o cuatro veces si hubiéramos recorrido toda la geografía de Castilla y León. Al tener varios miles más de las firmas necesarias y para no abusar ni agotar más a nuestros fedatarios cerramos el trabajo cundo aún nos quedaban dos meses para consumir el plazo concedido.

  Termino felicitando a las otras Comunidades Autónomas que también han conseguido sacar adelante este tipo de Ley y animando a las que están recogiendo firmas para que lo consigan. En algunos lugares las dificultades y las trabas legales han sido importantes. No veniros abajo, la mujer y el ser que lleva en su seno merecen nuestro esfuerzo. Pensad en lo que hace tres años decía a nuestra gente: "Nuestra gloria no está en la victoria sino en luchar por una causa noble".



Alejandro González
(El Vigía)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Que grandes recuerdos, entrañables y heroicos!!! Un abrazo grande para toda España: los que recogieron, recogen y recogerán firmas de apoyo a la mujer embarazada.
Seguid ASí!!! ÁNIMO