15 sept. 2010

CINCO REMOS PARA AYUDAR A LA BARCA FAMILIAR

Estamos recorriendo ese entorno que rodea a la familia y que voy a rematar cumpliendoesa promesa de dar algunas ideas para ayudarla en esa marejada donde la dejamos inmersa. Estamos recorriendo ese entorno que rodea a la familia y que voy a rematar cumpliendoesa promesa de dar algunas ideas para ayudarla en esa marejada donde la dejamos inmersa.

Lo primero, diría que lo fundamental, es la convicción de que debemos y podemos hacerlo. Si no creemos que la familia necesita ser ayudada y que tenemos en ello una responsabilidad, mayor o menor según los casos y las circunstancias, no habrá nada qué hacer. Vamos que sería mejor apagar el faro y bajarse de la atalaya.....................
Pienso en lo que puede y debe hacer una persona normal, sin grandes responsabilidades sociales o políticas, es decir en nosotros los que escribimos, leemos u opinamos en un ámbito de influencia que puede parecer tan reducido como el pequeño entorno de la propia familia y los amigos. No debemos olvidar que si lanzamos una opinión nunca sabremos hasta donde puede llegar al pasar de unas personas a otras. De ahí la importancia de no quedarnos con esa idea sin darle salida

Vivimos un concepto de libertad que no contempla la responsabilidad inherente a nuestros actos. Cada cual hace lo que le apetece y el individuo determina lo que es verdad (se oye mucho eso de mi verdad y tu verdad, olvidando que la verdad es única pues de lo contrario no sería verdad). Ante todo eso necesitamos dar testimonio viviendo de coherentemente con arreglo a las propias convicciones de lo que debe ser la familia. Podemos señalar que es la hora de los testigos.

Muchos de los debates que se plantean sobre el matrimonio y la familia son casi tan antiguos como el ser humano pero nunca se había manipulado tanto con el lenguaje y las ideas sobre estos temas. Esto obliga a formarse bien, acudiendo a fuentes correctas, que nos proporcionen la claridad de lo que es y de lo que no es la familia.

Nos hablan de que ahora existen nuevos tipo de familia cuando la familia es lo que fue, es y será según la ley natural. No hay más familia que la que tiene como origen el compromiso serio de un hombre y una mujer llamado matrimonio que, según los casos y en nuestro entorno, se refrenda por vía jurídica y religiosa si procede. Luego vendrán los casos surgidos de diversas circunstancias como viudedad, abandono por una de las partes, madre soltera, matrimonio que adopta, etc. Son casos particulares que, en muchos casos, necesitan una mayor ayuda. Pero que no pretendan vendernos productos de nuevo cuño que son falsificaciones. Debemos tener claridad en las ideas y en las palabras.

Al hablar de ley natural desembocamos en el derecho natural pero nos encontramos que ya no se reconocen sus fundamentos, por lo que las familias están llegando a tal situación que no les queda otro remedio que asociarse para defender esos derechos. La lucha aislada resulta cada mes más inútil. Hay asociaciones de diversos tipos y es cuestión de estudiar cuál es la que más coincide con lo que buscamos, apuntarse, colaborar y ayudarla. Algunos creen que pueden meter su hogar en una burbuja y protegerlo y que no necesitan esa unión. Bien, allá ellos, la vida aislada es imposible y el tiempo les despertará, espero que no sea demasiado tarde.

Ahí quedan esas cinco palabras, como cinco remos para ayudar a la familia en la fuerte marejada donde está metida: convicción, testigos, formarse, claridad y asociarse. Con el tiempo irán saliendo otras ideas pero por hoy no quiero cansaros más, dejémoslo aquí para empezar, a partir de la siguiente entrega, a tratar a nuestra propia familia por dentro, estudiando como podemos mejorarla considerando las relaciones dentro del matrimonio y con los hijos. Esta es la finalidad con la que abrí este blog, los tres artículos anteriores pueden considerarse como una introducción al trabajo del orientador familiar.

Alejandro González
(El Vigía)

TWG+




4 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena!, Alejandro por tu "Atalaya Familiar", con la que no dudo y como es tu estilo, harás mucho bien. La visito con frecuencia pero no estoy muy "ducho" en enviar comentarios.PACO

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! y fantástico el blog.
Un fuerte abrazo,lUIS

Anónimo dijo...

¡Enhorabuena! y fantástico el blog.
Un fuerte abrazo,Luis

Anónimo dijo...

Buenas tardes:

Magnifico articulo sobre la familia, todo el me gusta pero principalmente el último parrafo donde hablas de mejorar las relaciones dentro del matrimonio, algo por lo que llevo luchando desde hace 30 años, no se si conoceras el movimiento de "Encuentro Matrimonial", en el durante más de 15 años estuvimos mi esposa y yo dando fines de semana, ha sido un placer ver que todavia hay personas con inquietudes en esta sociedad llena de vulgaridad y consumismo.

Muchas gracias por tu palabras en mi blog, y sobrwe todo por tu visita.

Un abrazo amigo (perdona la confianza)

Nieto1